Páginas

jueves, 7 de julio de 2016

"Para curarte el alma" Nueva canción y nuevo videoclip

(EL VIDEO ESTÁ AL FINAL DE ESTE ESCRITO. SI NO ESTÁS PA LEER TODA ESTA MUELA,  SÁLTATELA. AHÍ. ABAJO LO ENCONTRARÁS. COMPÁRTELO SI TE GUSTA.)
Siempre he pensado que lo mejor que se puede hacer con los sentimientos de tipo nostálgico es sublimarlos a través del arte, jejeje. En mi caso, a veces salen cancioncitas como ésta, que conecta musicalmente con mis 15 años, época en que para sorpresa de mi padre por fin acepté su ofrecimiento y le pedí que me enseñara a tocar la guitarra para poder machacar mis canciones favoritas de Silvio y los Beatles.
El verano pasado, aquí en Miami, jugueteando con la viola una tarde, empecé a tararear este estribillo, que al principio pensé que le estaría fusilando a alguien. Pero a mi esposa Ivette le encantó.



Yo confío ciegamente en su criterio, así que le fui haciendo la letra en la cabeza, sin  tener que escribirla. La estrofa me salió luego, medio aflamencada. Después se me ocurrió una coda beatlesca. Y ahí paré. Porque para insistir en hacer música que no está de moda, hay que intentar ponerse ciertos límites ;-)
No sé, creo que al tema le falta todavía algo...Una gaita, un solo de tuba?
 Me gustó mucho ya terminada y le fui haciendo el arreglo y grabándola poco a poco. Tuve el honor y el placer de contar con la colaboración de Pável Urkiza en los coros,
Con el Maestro Pável en Madrid hace 10 años.
    y del maestro Jorge Gómez, director del grupo "Tiempo Libre" en los coros y el órgano hammond de la coda.
Con Jorge Gómez, hace mes y pico, aquí en el barrio.

Y por esas gracias del destino,  Roy Roger Boix, a quien conocí a través de mi amigo el gran director Lilo Vilaplana, se ofreció a filmarme un videoclip  en ocasión de una visita promocional mía al programa "El arañazo" de Mega TV, donde él trabaja. Esa noche yo canté "Mayami", otra de las canciones que integrarán mi nuevo disco, y a él le gustó mucho. Pero ya tenía video, así que le mandé una premezcla de ésta, y le gustó también. Enseguida me propuso un guión, sencillo como el tema, para el cual nos hacía falta una actriz profesional. Se me ocurrió llamar a mi amiga Yaima Torres, a ella le gustaron la idea y la música y se apuntó.
 Nos divertimos mucho filmando ésto, en dos días distintos, una mañana en el Matheson Hammock Park, de donde nos fuimos corriendo cuando el sol del mediodía nos fundió completos,


  y  una madrugada en Miami Beach, donde vimos amanecer y nos fuimos, muy a nuestro pesar,


porque el agua estaba riquísima pero había que irse a trabajar, sobre las 8 de la mañana. El resultado final, júzguenlo ustedes. Ojalá les guste. Esto es lo que pasa cuando me pongo nostálgico.