Páginas

jueves, 20 de octubre de 2016

Informe de vida (artística)



Oye, la verdad es que me he demorado cantidad en volver a escribir algo aquí. Pero cualquiera que , como yo, viva en Miami, sabe cómo es el ritmo, sobre todo cuando uno está en los primeros años de estancia. No alcanza el tiempo, hay que pagar los biles y la renta y en mi caso, cuando tengo un break, me dedico a seguir terminando mi nuevo disco ( las mezclas están ya a un 95%, y el 5 % restante llevo meses y avanzo muy lentamente en completarlo) o a componer canciones nuevas, que me siguen asaltando en las situaciones más insospechadas. Intento por todos los medios espantarlas a veces, para poder centrarme en terminar de mezclar las que conforman el disco que llevo más de 3 años haciendo, pero son más tercas que yo, y al final consiguen que les dedique gran parte del escaso tesoro que son mis raticos de asueto y ocio, jejeje. Y cuando las termino, a veces me parece que son una mierda y me da un poco de rabia haber perdido el tiempo fabricándolas. No sé ya dónde las voy a meter y acomodar, en una época como ésta, donde a veces parece que nadie está prestando atención. Pero me siento tan bien haciéndolas que al final no me importa quién coño las vaya a oír o a disfrutar, la verdad. Así me va...
Acabo de borrar toda una parrafada en la que me explayaba sobre lo malo que está el "negocio" de la música, sobre todo en lo que se ha dado en llamar el sector "latino", en cómo es que realmente funciona y en el por qué sigo comiendo mierda haciendo las canciones que hago y no me dedico a perseguir el éxito machacando los ritmos de moda, pero no quiero que parezca que encima me estoy quejando, porque el que por su gusto muere la muerte le sabe a gloria, como dice el refrán, y la verdad es que contándoles las interioridades que conozco de esa maquinaria, no ganaría nada, sólo quizá varios enemigos más. Y el chance de que, quién sabe, si me hacen una oferta tentadora $$$, entre por el aro y deje de hacer música "campesina" . Aunque la verdad, no lo creo. Que me hagan la oferta, no que sea capaz de volverme "urbano" jejeje.
Otro párrafo que planeé y al final ni siquiera escribí era abundando con ejemplos personales (sí, lo tengo documentado y por escrito) sobre cómo el mantener una postura coherente con  ciertos ideales éticos te descalifica comercialmente para muchos que trafican o quieren traficar con la música cubana. Gente que te contacta deshaciéndose en elogios hacia tus canciones y luego de ofrecerte el más tentador de los business, al ver que sigues sin ascos a manifestar determinada postura ética (insisto, ética, no política) te tildan de demasiado comprometido  e imposible de vender en el mercado a causa de eso, para inmediatamente intentar  hacer negocios que implican cortejar y adular a los representantes culturales del régimen castrista.  Y el político soy yo...Pero bueno, no soy ni el primero ni el único al que le ha pasado esto, así que nada, palante y la peste el último.

Al final sí que va a parecer que estoy quejándome y presumiendo...Por eso he titulado este post "Informe de vida artística". Hay que sacar a pasear al ego de vez en cuando caballero!!! Ya está, ya me he desahogado.

 Y a quien pueda interesar, el disco me está quedando en talla!!!

Ah,  toco con toda la banda en el Habana 305 el sábado 19 de noviembre. Para los que me preguntan, vayan guardando la fecha.
Ya veré cuándo sigo contándoles la historia de aquellos primeros tiempos de Habana Abierta. Les prometo que la termino, pero hoy, que tenía el tiempo, no me apetecía, la verdad. Estoy terminando una canción nueva que me tiene amenazado, y tengo un par de arreglos del disco que retocar, y tengo que grabar una canción que escribí por encargo para el proyecto de unos amigos actores, en fin, que ponerme a recordar aquello no me pone mucho, la verdad. Pero un día de éstos lo hago, seguro.
!Nos vemos el 19 de noviembre! !Mi gente de los Mayamis, en el Habana 305!