jueves, 23 de junio de 2016

Habana Oculta. Madrid, verano - invierno del 96


Y seguimos con la nostalgia...Nostalgia. Le ronca el mango. En fin...
Para los que vayan siguiendo estos posts ,-Habana Oculta, Madrid, Verano del 96  y  Habana Oculta, algunas aclaraciones.,- la historia se quedó en la parte en que decidimos permanecer en Madrid a luchar unos meses, a ver qué pasaba.  Los que no los hayan leído, empiecen por hacerlo y luego salten para éste.
Ahora tengo que retroceder un poquito.
Unos meses antes de viajar nosotros a Madrid, Pável y Gema habían conocido a Armando Gómez, quien se había ofrecido a ser su manager. Él era socio de una empresa de servicios técnicos para espectáculos, y también colaboraba con NOX, la agencia de representación que se encargaría de organizar el viaje promocional a España de Habana Oculta. Armando los puso en contacto con un conocido suyo, Manolo Aguilar, excelente bajista y músico de sesión que en los 80 tuvo gran éxito con su banda "La década prodigiosa", y trabajaba en ese momento como director artístico para la multinacional discográfica BMG Ariola. Manolo les comentó que andaban buscando repertorio para el nuevo disco de la gran diva española Ana Belén. En otro arranque de generosidad, Pável, en vez de enseñarle canciones suyas, le grabó con su voz y guitarra "Tú me amas", un tema de Andy Villalón  de la época de 13 y 8. A Manolo le pareció que esa canción tenía tremendo potencial y se la hizo llegar a Ana, que también se mostró encantada, por lo que decidieron incluirla en el CD Mírame, que saldría al año siguiente, en el 97, y lanzarla como primer single, con el acompañamiento del popular grupo de flamenco-fusión Ketama.

Vuelvo entonces al punto en donde lo dejé en el primer post. Nos quedamos en Madrid, en la calle. NOX nos comunicó que los conciertos para los que nos habían traído a España- de los cuales sólo pudimos dar uno- se habían terminado, y  por consiguiente dejó de pagarnos  el alojamiento en el Hostal Guerra, (a una cuadra de la Puerta del Sol y enfrente al Museo del Jamón), donde nos habíamos quedado los primeros días. Luego del shock, y gracias al apoyo de Gema, Pável y Armando, decidimos no virar para Cuba aún, pues nos quedaba tiempo de visa y el pasaje estaba abierto. Así que los 5 nos distribuimos por casa de amigos y conocidos. Andy fue a casa de unas amistades de su padre, Pepe, Kelvis y Medina se instalaron en casa de otros amigos, y a mí me tocó alejarme sólo dos cuadras más de Sol y tomar posesión del sofá de la casa de nuestro nuevo conocido Armando Gómez, en su buhardilla de Montera 33, lugar donde poco a poco, semanas después, casi todos terminaron recalando. Aquel sofá dio mucho juego.
 Armando -creo que con la ayuda de Nubenegra-, nos buscó algunas actuaciones en  Madrid, sobre todo en el Suristán, y no le resultó difícil convencer a Manolo Aguilar para que pasara a ver en directo al grupo del autor de "Tú me amas". Y Manolo pasó a vernos, y a las 2 o 3 semanas ya estábamos (incluyendo a Barbería, que viajó desde Suiza para participar) grabando una maqueta acústica financiada por BMG. Sólo voces, guitarras y percusión menor. Todos participamos haciendo coros en  las canciones de los demás, igual que hacíamos en las ya lejanas descargas de 13 y 8, o más recientemente, en el Suristán.  Me hubiera gustado conservar aquella maqueta.
Andy, Medina y yo. Grabación del demo para BMG. Estudios Infinity, Madrid, finales del verano del 96.
 A Manolo le encantó, y a su jefe también y decidieron contratarnos. Y querían que el disco fuera básicamente así mismo, sencillo y acústico, quizá  porque en España en esa época estaban de moda los "cantautores" como Pedro Guerra o Ismael Serrano, gente que reivindicaba la sonoridad y la estética de la Nueva Trova Cubana. La idea de BMG  entonces era fichar a 6 jóvenes trovadores cubanos (nosotros) y grabarles un disco colectivo. Pero nananina. Nosotros queríamos más músicos, más arreglos, plasmar en disco con calidad de Primer Mundo el sonido que ya estábamos intentando en Cuba de forma artesanal antes de irnos, y del que el  CD Habana Oculta era sólo un esbozo. No queríamos volver a ser sólo trovadores. ¡No íbamos a entrar por primera vez en un estudio profesional, en Europa, para grabar casi a guitarra pelá!
Y cuando pienso en lo que nos hubiéramos ahorrado de presupuesto de grabación, dinero que la compañía quizá hubiera podido invertir en promocionarnos, me pongo malo. Además de que así, haciéndonos los trovadores, hubiéramos aprovechado la moda del momento en España, posiblemente hubiéramos vendido más discos, y a la hora de salir de gira, hubiera sonado en el escenario exactamente lo mismo que en el CD, sin necesidad de pagar músicos de acompañamiento.  Ahí, a mi modo de ver, está la génesis de la contradicción que hizo imposible que este proyecto fuera rentable. Y me recuerdo como uno de los cabecillas de esa decisión, cosa que me jode más todavía. Pável y Gema, (a quienes unánimemente, y con la aprobación de BMG, habíamos nombrado como productores), estuvieron de acuerdo con nuestra elección, así que nos salimos con la nuestra. Y es por eso que ustedes han podido no sólo disfrutar de las melodías y las letras de nuestras canciones, sino que también han gozado, bailado y se han despelotado con ellas.
Como Manuel Domínguez, el dueño de Nubenegra, no había querido firmarnos un contrato discográfico, estábamos libres y pudimos aceptar la oferta de BMG Ariola. Además, Peer Music, una de las más importantes editoriales de música del mundo, en vista del casi seguro éxito de "Tú me amas", nos hizo una oferta a cada uno para editar nuestras canciones. Armando, que ya era nuestro amigo, había pasado a ser también nuestro manager.

Y entonces llegó otra  locura generosa de Pável y Gema, aunque en esta también tuvimos gran parte Armando y los demás "habanaocultas", que habíamos conseguido en tiempo record, recién salidos de Cuba, contrato discográfico con una multinacional y contrato editorial para nuestros temas. Vanito y Alejandro seguían en Ecuador. No sé qué habló Pável por teléfono con ellos, pero un día se nos apareció conque había que sacarlos de allí y traerlos a Madrid, que en este negocio tenían que estar ellos también, que esa había sido su idea desde un principio y que esta gente ahora sí que podía firmar un contrato. Y a pesar de ser ya seis en el proyecto (imagínense los costos y vayan sumando), todos los "habanaocultas" y Armando estuvimos de acuerdo. Creo recordar que Pável se las ingenió para convencer a Manolo Aguilar cantándole canciones de los dos a los que queríamos sumar, pues un cassette que mandaron ellos desde Ecuador no sé si no llegó a tiempo o no tenía suficiente calidad de grabación. El caso es que Pável lo logró. Y de seis que ya éramos pasamos a ser ocho. Todo por la Música.

BMG quería fichar al colectivo como Habana Oculta, que era un nombre con gancho. Sin embargo, Manuel Domínguez lo tenía registrado, y no lo quiso ceder. Así que cuando entramos al estudio a grabar a finales del otoño o principios del invierno del 96,  todavía fue bajo esa etiqueta, pero iba a ser por muy poco tiempo.
Vanito y Alejandro aún estaban en Ecuador, y llegaron a finales de año, después de que se hicieran todos los trámites, se les pagaran las visas y los pasajes. Pável se encargó de arreglar sus canciones y grabarles casi todo, por lo que tuvimos que hacer la sesión de fotos para la portada del disco sin ellos, y cuando llegaron, los fotografiaron y los añadieron a las nuestras.
6 + 2 = 8. Hubo que hacer 2 sesiones de fotos para la portada del disco que aún no sabíamos que se llamaría Habana Abierta. Estas, en específico, que he encontrado en un viejo artículo de los que le mandé a mi madre en su momento y ella ahora me devolvió, están mucho mejor a mi modo de ver que las que se terminaron usando en el CD. 

 Porque la última locura que cometimos los 5 que viajamos desde Cuba fue regresar allá. Claro que cuando salimos no sabíamos todo lo que iba a pasar. No sabíamos la suerte que íbamos a tener. No nos fuimos mentalizados para no regresar. Así que grabamos nuestros temas, nos tiramos las fotos, firmamos los contratos y en cuanto cobramos el adelanto, nos fuimos para la Habana. Ni siquiera esperamos a que llegaran Vanito y Alejandro de Ecuador. Supongo que quizá se nos vencía el permiso, la visa o el pasaje. No me acuerdo bien, pero lo fundamental en mi caso era la nostalgia. Nostalgia. Le ronca el mango.
Dejamos el disco sin terminar, y nos fuimos a finales de diciembre, pensando en regresar a a tiempo para el lanzamiento del CD, que se suponía que fuera en marzo del 97. Ilusos de nosotros.
-continuará-

















jueves, 16 de junio de 2016

Habana Oculta, algunas aclaraciones.


Como resultado del éxito de mi anterior post, donde publiqué el primer reportaje que nos hicieron hace 20 años recién llegados a España a presentar el CD Habana Oculta, han vuelto a resurgir ciertos interrogantes entre los numerosos interesados en este fenómeno. Antes de seguir subiendo los recortes de prensa que he conservado de esa época y recién acabo de escanear, voy a ponerlos en situación. Si está muy largo, hagan el sacrificio y léanlo, o no me pregunten más cuando me encuentren por ahí por los mayamis.
Esto es lo que recuerdo. Probablemente haya inexactitudes, pero creo que  a grandes rasgos, la cosa fue así:

1- El Habana Oculta fue una antología de "cantautores" (ya no nos gustaba llamarnos trovadores, pero esa es otra historia) que fue grabada en la Habana en el verano del 95. Los productores fueron Pável Urkiza y Gema Corredera, que se habían quedado a vivir en España un par de años antes y habían logrado no sólo grabar su excelente primer CD, editado por Nubenegra, una discográfica independiente radicada en Madrid ("Trampas del Tiempo", 1994, con el acompañamiento del grupo Estado de Ánimo, integrado por Ruy López Nussa, Roberto Carcassés, Descemer Bueno y Elmer Ferrer) sino que habían empezado a producir discos de otros artistas como Omara Portuondo para ese mismo sello. En aquel verano del 95, aprovechando su primer regreso a la Habana, iban con la idea de grabar una antología con la música de su generación que más les gustaba a ellos y que hasta ese momento, no había sido registrada en disco.
2-  Casi todos los que fuimos llamados a casa de Pável para la primera reunión  habíamos integrado la peña de 13 y 8, con excepción de Pepe del Valle, aunque él también había cantado allí alguna vez. Además de Pepe, fuimos Andy Villalón, Vanito Caballero, Alejandro Gutiérrez, Carlos Santos, el dúo Superávit (formado por Alejandro Frómeta y Raúl Ciro), Luis Alberto Barbería (que estaba viviendo en Suiza hacía uno o 2 años y regresó de visita a la Habana a tiempo para participar), José Luis Medina y yo.
3- Vanito y Alejandro tenían por esas fechas un contrato con el sello cubano Bismusic, y estaban grabando o ya habían grabado el disco "Vendiéndolo Todo", acompañados por el grupo Lucha Almada. También tenían en planes un viaje a Ecuador, así que declinaron la propuesta de Pável y Gema al no poder firmar otro contrato discográfico en ese momento.
4- Kelvis Ochoa había ido a vivir a la Habana desde la Isla de la Juventud en el 92. Todos nos habíamos hecho amigos de él y habíamos compartido descargas, conciertos y diversas aventuras. Pero Pável y Gema no conocían sus canciones. Al quedar un hueco disponible en la antología por la ausencia de Vanito y Alejandro, llevé a Pável a un concierto de 4 Gatos, el grupo de Kelvis, para que lo escuchara (el guitarrista era Nam San Fong y el bajista era Humberto Fernández, luego fundador de Moneda Dura).Y Gema y Pável terminaron incluyéndolo en el proyecto.
5- Finalmente quedamos Andy Villalón, José Luis Medina, Pepe del Valle, Carlos Santos, el dúo Superávit, Luis Barbería, Kelvis Ochoa y yo. Cada uno aportó 2 canciones de su autoría, las que quiso. En el caso de Superávit, fueron 2 canciones de Frómeta.  Kelvis participó con 4 Gatos y yo grabé con mi grupo Debajo, integrado por Kiki Ferrer en la batería, Raúl Martínez en las congas, Julio César Pedroso en el bajo y Azari Alom en la guitarra eléctrica. Los demás fueron acompañados por excelentes músicos que fueron reclutados para la ocasión. Alguno de ellos nunca había grabado, como es el caso de Iván "Melón" Lewis, que grabó con Superávit. La nómina incluía a Jimmy Branly, Norberto Rodríguez, Fernando Favier, José Ramón Mestre, Ossiel Fleitas, Yadam González, Dafnis Prieto, Pedro Pablo Pedroso o Jorge Luis Chicoy, entre otros que no recuerdo. Los coros los grabaron Gema, Pável y Magilee Álvarez. Hubo tremenda libertad a la hora de hacer los arreglos y demás. Cada uno arregló sus canciones con quien y como quiso.  Pável y Gema chequearon que todo quedara lo más correcto y afinado posible, pero no quisieron intervenir en la voluntad de ninguno de nosotros. Creo que Pável sí que hizo algunos arreglos, pero no recuerdo ahora en qué canciones ni de quién.
6- Las bases de algunos números (batería, percusión y bajo) fueron grabadas en vivo en el Teatro Mella, si la memoria no  me falla. Otros temas se hicieron con bases programadas. Todo lo demás se grabó en casa del sonidista de Silvio Rodríguez, en un apartamento del Vedado, que se bautizó para la ocasión como Estudios El Cuero, por la clase de cuero y relajo que se formó durante las sesiones. Las voces las grabamos en el baño de la casa; si les suena la escena de cierta película, han dado en el clavo.  Eso sí, nuestro baño fue mucho más pequeño.
7- Fue la primera vez que la mayoría de nosotros (por no decir la totalidad) cobramos por hacer música. Pável y Gema nos pagaron a todos. No fue mucho, pero en la Habana del 95 fue un milagro.
8- Por supuesto, aparte de varias maquetas y grabaciones en directo, fue la primera vez que la mayoría de nosotros pudo editar su música en CD. 
9- Aunque no lo sabíamos, parece que el dueño de Nubenegra no estaba muy al corriente de las intenciones de Gema y Pável de grabarle un disco a todos sus amigos locos de la Habana. El tipo, que tenía buen olfato, estaba interesado en la música tradicional cubana. Fue el primero que le grabó un disco a Omara Portuondo o a la Vieja Trova Santiaguera en los 90 antes de que explotara Buenavista Social Club. Así que nosotros no le interesábamos mucho, realmente fue tremendo pie que le metieron Pável y Gema, que todavía no sé de dónde sacaron todo el presupuesto para grabar aquello. No nos contaron mucho en esa época, y después no recuerdo si alguna vez me lo explicaron en detalle. Creo recordar que Nubenegra les había dado algo de dinero como para hacer una maqueta y ellos terminaron haciendo un disco. Si tienen dudas, pregúntenles a ver si se acuerdan.
10- Mientras estábamos grabando, el nombre de Habana Oculta nunca se mencionó, que yo recuerde. No sé bien a quién se le ocurrió ponerle así al disco, pero supongo que fue algo que surgió en Madrid cuando Gema y Pável regresaron allá con las grabaciones. La primera vez que lo vi fue impreso en la portada del CD, con nuestras fotos en negativo, que fueron tomadas durante la grabación por Gema y Pável. La idea del diseño usando los negativos fue del dueño de Nubenegra, y las notas de la contraportada donde se hacía una pequeña presentación de cada uno de los artistas fueron obra de Ana Mireles, una amiga nuestra de la época de 13 y 8 que ya para esas fechas estaba viviendo en España.
11- No sé cómo se hicieron las mezclas y el master. Cuando llegó por fin el CD de mano de Manuel Domínguez, el dueño de Nubenegra, que nos lo trajo a la Habana meses después, no estuvimos contentos casi ninguno. Yo incluso le escribí una carta a Pável indignado (y eso que mis temas eran de los que mejor se oían). No sabíamos que fue lo mejor que se pudo hacer con un casi inexistente presupuesto, dado el desinterés del sello. Pero enseguida empezaron a sonar varias de  las canciones del CD en Radio Ciudad de la Habana y Radio Taíno, y hasta de un par de programas de TV nos llamaron para actuar. Empezamos a ser "alguien" en los medios allá en Cuba, y a nuestros escasos conciertos empezó a ir bastante gente. Cada uno seguía como antes, actuando por separado, con sus grupos, aunque de vez en cuando compartíamos algún evento.
12- Además del CD, Manuel Domínguez nos trajo un papel que ni siquiera era un contrato. Era un "compromiso" de su parte para intentar cuadrar unas actuaciones promocionales en España para presentar el disco y llevarnos a todos a tocar allá (sin las bandas, claro, a guitarra pelá). Nosotros grabamos con Pável y Gema sin firmar nada, y ahora el tipo nos traía el CD editado y un papel donde ni siquiera decía algo de pagarnos royalties por las ventas. Sólo el chance de poder viajar a España. Y gracias, porque su actitud era casi como si todo aquello le hubiera sido impuesto por Gema y Pável. Lo cual probablemente fuera cierto, jejeje.
13- Aquel "compromiso" nos pareció (era) tremendo descaro. Pero supongo que estábamos tan desesperados por salir de Cuba, que a excepción del dúo Superávit y Carlos Santos, todos terminamos firmando aquello. Ojalá hubiera conservado el papel, pero forzando la memoria, no sé si Manuel Domínguez se llevó consigo la única copia. Cuando unos meses después  llegó la invitación para dar unos conciertos en España, sólo les llegó a los 5 que habíamos firmado, o sea, a Andy Villalón, José Luis Medina, Kelvis Ochoa, Pepe del Valle y yo. Luis Barbería, que después de grabar sus canciones en el Habana Oculta había regresado a Suiza, supongo que también firmó porque nos estaba esperando en España para dar esos conciertos de los cuales,  como cortesía del Ministerio de Cultura de Cuba y su demora al tramitarnos los permisos de salida, sólo pudimos dar uno, el Festival Bilbao Tropikal. Después de ese concierto, Barbería regresó de nuevo a Suiza y los demás, con la sempiterna ayuda de Pável y Gema, y de su nuevo manager, Armando Gómez, nos quedamos luchando en Madrid. Por eso sólo somos 5 en el reportaje que publiqué en mi anterior post, que pueden leer aquí.


14- Nunca recibimos ni un centavo de las ventas de ese disco. Y Nubenegra, 20 años después, todavía lo sigue vendiendo, como pueden comprobar ustedes en Spotify, Amazon y en este link.


Pero el objetivo original de Gema y Pável, que era grabar nuestra música por primera vez y lograr que saliéramos de la Cuba del Período Especial, se cumplió. Así que yo estaré  eternamente en deuda con ellos. Todo esto que estoy escribiendo, es, en gran medida, una manera más de darles las gracias.

15- Conservo mi CD original, el que me llevaron allá a la Habana hace 20 años. Pero presté el libreto, no recuerdo a quién, y nunca lo recuperé. Así que los créditos los estoy dando de memoria. Si esa persona que tiene mi libreto, vaya a saber por qué, de casualidad, lee esto, POR FAVOR QUE ME LO DEVUELVA!

ACTUALIZACIÓN: Como resultado de mi grito de auxilio, un buen samaritano, Deejay Warapo, me ha enviado por messenger todo el libreto del Habana Oculta escaneado que es un primor. Muchas gracias mi hermano!!!  (Aclaro que no fue a él a quien le presté el mío originalmente)
Lo subo ahora mismo para que el que quiera ahondar más en el asunto, consulte todos los créditos, y sepa qué músicos tocaron y quién hizo cada arreglo, dónde y quién lo mezcló y masterizó todo. Yo estaba claro, el Maestro Urkiza hizo varios arreglos y no recordaba a otros grandes músicos que participaron. Pues hala, al que le interese, aquí está todo. Sólo tienes que hacer clic en cada foto y el libreto se amplía para que lo puedas leer bien.






martes, 7 de junio de 2016

Habana Oculta, Madrid. Verano del 96



Aquí en los mayamis, casi todas las semanas tengo que contarle la historia a alguien que se me acerca interesado en este fenómeno extraño, lo cual por un lado me envanece, pero por otro me da un poco de pereza. Así que me he decidido a sacar algunos viejos documentos a la red. En su momento se los mandé a mi madre a Cuba y ella aún los conservaba. Ahora me los trajo de vuelta, y me he sorprendido bastante. Había olvidado algunas cosas - los periodistas de Miami que sólo existieron en la mente de los funcionarios de Cultura encargados de tramitar los permisos, la cinta de video con los conciertos de mi grupo "Debajo", que me quitaron en el aeropuerto José Martí y que nunca me devolvieron y nunca pude ver, la ridiculez del comentario sobre las lindísimas españolas inalcanzables jejeje, ¡lo flacos que estábamos todos! - y creía recordar otras que no están. En fin. A lo mejor si me da por eso, les hago un poco el cuento de todo lo que pasó, ahora que de pronto parece que fue algo  lo suficientemente importante como para merecer tributos y exageraciones. Sepan que todo esto fue posible gracias a una bella canción de Andy Villalón titulada "Tú me amas", y al inextinguible entusiasmo y amistad de Pável Urkiza y Gema Corredera  sumados a la inapreciable ayuda de Armando Gómez Pastor  inmediatamente después. Y a la fe en la música de Manolo Aguilar, AR de BMG Ariola en ese momento que ya, por las fechas en que se hizo el reportaje, nos había encargado grabar un demo para recomendar nuestro fichaje a su jefe. Sin más, los dejo con estas notas de prensa y este reportaje / entrevista, que, que yo sepa, no ha sido nunca publicado online (lo he buscado en la web de El País y no sale). Y díganme si quieren que les haga el cuento de la buena pipa. Compartan, dejen comentarios a ver si me embullo, porque no soy muy dado a la nostalgia. Tengo más cositas de éstas, de años posteriores. Pero ahora,  si les interesa este fenómeno, miren estas fotos y pártanse de risa, y lean la entrevista, que no he querido transcribir y sólo he escaneado, para que nadie piense que me invento nada.  Así éramos, y así hablábamos. Hace 20 años. Recién llegados a Madrid. 
  

Nota de Prensa del CD Habana Oculta







Reportaje en El País de las Tentaciones, suplemento cultural del diario El País. 23 de agosto de 1996.







Nota en Metrópolis, suplemento cultural del diario El Mundo. Agosto 1996 






domingo, 29 de mayo de 2016

Mayami


El puñetero carro se rompe de nuevo. La dirección, las ruedas, el coño de su madre. Siempre es algo. Con lo fácil que era coger el metro en Madrid. No les alcanza el dinero para comprar uno nuevo, así que no queda otro remedio que seguir poniéndole parches al que tienen, y rezar para que no los deje botados una vez más y se vuelvan a perder horas de trabajo y dinero, dinero, dinero. Gracias  a uno de los mejores amigos que se pueden tener en esta vida y este planeta, y que no les cobra por hacerles el arreglo, el carrito sale otra vez andando. Y cada vez que ella o él cogen el expressway para ir a trabajar, el que se queda en casa está rezando para que nada malo pase, que no se ponche una goma entre el endiablado tráfico de la tarde o que ninguno de los locos y locas que andan sueltos chequeando el facebook y haciéndose selfies a 70 millas por hora se atraviese en el camino. Y es que a un año y pico de estar aquí, todavía no les da la cuenta para comprarse un carro cada uno, así que los trabajos que van saliendo tienen que cuadrar muy bien los horarios. Pero hay trabajo. Dicen los que llevan pila de tiempo que antes había mucho más, y mejor pagado, pero 7 años de crisis en España hace que a los recién llegados esto les parezca un paraíso de oportunidades. A pesar de toda la inseguridad, y tener que empezar de cero otra vez, cuando la mayoría de la gente de su edad tiene más o menos la vida encaminada o resuelta. Saben que han venido a partirse el lomo, y a intentar asegurar un futuro mejor para su hija, que desde que llegó, gracias a Dios se ha adaptado muy bien y está sacando A en todo lo que le ponen por delante. Es una bendición tan grande, que a veces se torna en miedo, no puede ser tan perfecta, así que cada vez que deja la ropa regada o dice alguna de las estupideces propias de los 15 años, sienten remordimiento después del regaño o la discusión. Y cómo crece, y qué linda está la cabrona. Saber que en este país hay un chance de que pueda lograr  casi cualquier cosa que se proponga les genera un sentimiento que no se puede explicar con palabras. Igual que reencontrarte con los amigos y familiares que dejaste de ver hace 20 y pico de años, y retomar la misma relación, volver a dar el mismo cuero y formar el mismo relajo, como si todavía estuviéramos sentados en un contén de la Habana, haciendo cuentos y cagándonos de risa cada dos por tres. Solo que más gordos todos,(ellos y tú, ehh) más canosos y con más cicatrices en el carapacho. Pero así es la vida, rápida y feroz como esos aguaceros que caen de repente y acaban cuando menos uno se lo imagina, para dar paso a los atardeceres más bellos del mundo.
Y de pronto, entre todo el cansancio y el stress de esta máquina de moler carne que es el yuma, vuelve a ser viernes por la tarde, y los amigos, primos y vecinos están en el muelle, y vamos todos a comprar cerveza (hay una oferta muy buena en el mercado de la esquina, donde las cajeras saben quién eres y te llaman por tu nombre), y carne, carne, siempre carne cojones, oíste Fidel? CARNE!!! y montamos un barbecue mientras vemos cómo se pone el sol y se iluminan todos los edificios del downtown y las mansiones de los millonarios de la isla de enfrente, y poco a poco, dulcemente borrachos, nos vamos dando cuenta una vez más de la suerte que tenemos de estar aquí por fin, en esta ciudad construida por tanta gente igualita que nosotros, que llegó huyendo un día dejando todo detrás y sorteando tiburones, custodios de aeropuerto o mítines de repudio.
Una ciudad adolescente aún, un pueblo donde quizá todavía sea posible, a lo mejor, poner el huevo.





miércoles, 25 de mayo de 2016

A quien pueda interesar :

¿Que para qué me hago un blog a estas alturas?
 Pues porque poco a poco y como a empujones, voy terminando un nuevo disco. Una colección de 12 canciones en las que llevo trabajando desde el 2013. Vicisitudes varias (la crisis en España, un súbito viaje a la Habana donde di par de concierticos -uno de ellos con mitin de repudio incluido-, otros viajes no tan súbitos a Miami, New York y Bogotá, sitios todos donde me lo pasé muy bien cantando y, finalmente, una vertiginosa mudanza hace ya año y medio desde Alcorcón hasta Miami) han ido enriqueciendo, puliendo y demorando el resultado final. Como siempre que me meto a hacer algo de ésto, me parece que el esfuerzo merece la pena, pero en fin, eso lo tendrán que decidir ustedes. Sí, ustedes mismos, los que no sé por qué extraña razón  siguen interesados en escuchar mis canciones. Dado el estado actual de la industria discográfica (jejeje), y de todo en general, no sé todavía qué coño voy a hacer con el disco cuando por fin lo termine, pero ya por aquí les iré informando. Y  de paso, creo que escribiré mis recuerdos sobre algunas cosas,  porque para sorpresa mía, desde que llegué a Miami a cada rato me encuentro con gente que me reconoce, en los sitios más insospechados, algunos me hablan muy bien de mi trabajo y (esto es lo más increíble) de lo importante que ha sido alguna canción compuesta por mí en algún momento de sus vidas, cosa que me hincha de gozo, satisfacción y vergüenza, y me decide a contar algunas batallitas de antaño, como aderezo de las nuevas que pronto verán y escucharán.
Pues eso, aquí estamos...En los Mayamis, de frente y luchando!